Opinion

PERVERSIDAD

EDITORIAL

Viene circulando a través de las redes sociales un burdo montaje sobre una plantilla del periódico El Espectador, en el que supuestamente el pasado domingo, este diario publicó una noticia según la cual, Jorge Hernán Mesa Botero, candidato a la alcaldía de Manizales, era detenido.

Burdo montaje porque eso corresponde a una noticia del 6 de septiembre de 2012, hace más de 9 años. En una decisión apresurada de un Magistrado, Mesa fue detenido mientras se investigaban unos hechos relacionados con la construcción de soluciones de vivienda en Manizales cuando fue Gerente de la Caja de Vivienda en 2002, hace 17 años.

Mucho antes que la Fiscalía llevara a juicio a Mesa Botero ante un Juez Penal, fue puesto en libertad por la debilidad de las pruebas. Finalmente fue declarado inocente. El caso fue revisado en segunda instancia por el Tribunal Superior de Manizales, instancia que tampoco encontró méritos para condenarlo. Ante la contundencia de estos fallos y la falta de elementos condenatorios, ni siquiera se acudió a la Casación ante la Corte Suprema de Justicia.

Mesa Botero también fue investigado por la Contraloría General de la República y la Procuraduría General de la Nación. Estos órganos de control de Estado no encontraron méritos para condenarlo o sancionarlo

Y no solo se investigó a Jorge Hernán Mesa, también investigaron a su familia y a todo su círculo cercano como trabajadores y amigos para determinar si había testaferrato o algo parecido. Tampoco los organismos de control tuvieron éxito en su búsqueda.

Esa es la verdad que los autores del montaje en contra de Mesa Botero no han contado, y no olvidemos que las verdades a medias son mentiras.

Esa clase de publicidad negra es perversa y de ahí se puede deducir calidad humana de quienes están detrás de ella, y lo que es más grave, que un candidato, si no es el autor, tolere que sus seguidores lo hagan.

Es bueno que la ciudadanía recuerde que ninguna persona que tenga antecedentes penales puede aspirar a un cargo de elección popular, y que, en este proceso electoral, a más de 200 aspirantes le fue rechazada su inscripción como candidatos, caso que no sucedió con Jorge Hernán Mesa Botero.

Esta es la verdad y la investigación, expedientes y sentencias pueden ser consultadas por todo ciudadano que lo desee. Con calumnias no se puede pretender ganar lo que en las urnas no se es capaz.

La calumnia es un arma innoble que denota debilidad.

Medellín, septiembre 15 de 2019.

Lo más visto



Subir