Opinion

SONDEOS Y PUBLICIDAD

EDITORIAL

Se ha convertido en los últimos días en actividad predilecta de los equipos de trabajo de varios candidatos para autoridades locales, crear su propio sondeo de opinión a través de las redes sociales. Informan previamente a sus amigos, los colocan a todos a votar y obviamente obtienen resultados favorables para sus aspirantes.

Sobre el tema, un joven abogado decía por estos días que muchos candidatos al concejo en Manizales están tan perdidos que creen que ganando encuestas en Instagram conseguirán su objetivo.

Lo mismo sucede con la publicidad. Muchos candidatos creen que, inundando de publicidad, lo que se convierte en contaminación visual, lograrán el favor de los electores en las urnas.

En ambos casos están equivocados. La forma de hacer política ha cambiado. Antes un jefe decía quién era su candidato y todos como borregos votaban por él. Ahora el elector escucha, analiza y decide.

De ahí que las propuestas deben ser completamente realizables, ejecutables, sin utopías ni canto de sirenas. La proliferación de candidatos obliga a asumir posiciones serias que no den pie a la improvisación. El conocimiento de sus regiones también es fundamental y el interactuar con los ciudadanos.

Estamos a menos de dos meses de elegir a quienes regirán los destinos de nuestras regiones durante los próximos cuatro años. Elijamos con responsabilidad. En la política no todo es malo, también hay personas muy valiosas y que quieren colocar todo su empeño para sacar adelante sus comunidades.

Es la oportunidad de elegir dirigentes buenos y serios porque los pueblos tienen los gobiernos que se merecen. Demostremos que Caldas y sus municipios eligen a los mejores.

Pensilvania, septiembre 01 de 2019.

Lo más visto


Subir