Sucesos

“ESPERANZA EN PUERTO PAZ”: EN MANOS DE POLICÍAS NACE UN BEBÉ

“ARMANDO” ES EL SÍMBOLO A LA VIDA Y LA ESPERANZA EN MEDIO DE UN AMBIENTE DE INTOLERANCIA. – LA MADRE Y EL BEBÉ ESTÁN EN BUENAS CONDICIONES.

28 agosto 2019

Manizales. Tres policías del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por cuadrantes, reciben el nacimiento de un bebe, a una mujer de nacionalidad venezolana.

“Puerto paz” es uno de los 17 puntos focalizados por la institución en la capital Caldense ubicado en la calle 21 con carrera 18, allí se asocian bares, billares, residencias, comercio, prostitución y mendicidad. Años atrás un sitio con fuertes problemáticas sociales, ahora el esfuerzo está enfocado en preservar la integridad de los ciudadanos debido a la intolerancia social en muchos casos por causo del consumo de licor.

Cerca de las 7 de la noche, tres policías del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por cuadrantes reciben turno de seguridad. En el reconocimiento del entorno son alertados con voces de auxilio por un hombre quien desde la puerta de la residencia “Ingrumita” pide ayuda. Les comentó que una mujer estaba con fuertes dolores de parto.

Los uniformados entraron en una estrecha habitación, la señora Carolina Bilbso Gonzales de 38 años estaba acostada en una cama y acompañada por otras personas. “Todos desesperados” describe uno de los policías.

El patrullero Sergio se comunicó con tele asistencia por medio de la línea 123, al pie de la letra sigue la asesoría y le hace saber a la gestante que está en buenas manos. “Ahora lo que debe hacer es respirar profundo, estar tranquila, hasta le acomode la postura” comenta el uniformado, padre de familia y con 13 años de servicio a la ciudadanía.

Para ese momento la señora ya había roto fuente, el niño nació con facilidad y en perfectas condiciones. ¡Es un niño! – dice el Policía a Carolina – según la mamá estaba esperando una niña, de hecho, la manta con que la arroparon es color rosado. “Armando” se llamará mi hijo, menciona Carolina en medio del dolor y el llanto de alegría.

En vídeo quedó registrado el momento del llanto, que simboliza la vida y la esperanza. Los uniformados con sus manos protegen al niño mientras llega la ambulancia.

“Ojalá que el nacimiento del niño, para este sector sea un motivo, para que las personas que habitan y frecuentan estas calles, valore la vida y recuerden de donde vienen y quizás en qué condiciones, como mecanismo de gratitud con el creador” Menciona el uniformado.

Testimonios:

Patrullero Sergio Osorio Rueda, con 13 años en la institución: “Es una experiencia única, lo fortalece a uno como persona, lo llena a uno de orgullo, es satisfactorio ayudar y contribuir a la comunidad en un momento único. Asistir en el nacimiento de una vida es algo que fortalece y enriquece” 

Patrullero Juan Martín Franco, con 7 años en la institución: “Decidí gravar el procedimiento, para mí es bonito, me llana como ser humano, recibir un niño me llena el corazón. No estaba preparado, lo que viví es un regalo de Dios”.

Patrullero José Motato, con 6 años en la institución: “Estoy satisfecho de pertenecer a una institución que sirve sin distingo, feliz de ayudar a dar vida”

Finalmente llegaron delgados de la Defensa Civil y trasladaron en ambulancia a Carolina con su hijo “Armando” a un hospital de la ciudad.

Lo más visto


Subir