Opinion

El candidato de opinión sin el apoyo de la opinión

Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

24 agosto 2019

Las principales cualidades de un candidato alternativo y de opinión no se desprenden de la escuela que innecesariamente esta imponiendo la exsenadora y hoy candidata a la alcaldía de Bogotá Claudia Lopez, ha llevado ella a la confusión de sus seguidores haciéndoles creer que el tono de voz alto, la crítica destructiva y puyante, que roza con la calumnia y la infamia y que a ella tanto le ha funcionado (valido desde el punto de vista pragmático de la política) le puede funcionar a todos sus seguidores.

El señor Carlos Mario Marin no ha entendido y no lograra entender que el electorado de Manizales es muy diferente al de Bogotá, si bien nuestra capital goza con un importante porcentaje de voto instruido o de opinión, eso no quiere decir que este sector poblacional se cautiva atropellando a todo aquel que opine diferente, con un discurso mesiánico en donde solo existe una sola verdad, la de él, y en donde para imponer sus ideas no pesan los argumentos, sino el tono de voz y la actitud irónica, hipócrita y dramática mas de un actor de tragicomedia, que de quien se espera lleve las riendas de Manizales.

La pasada encuesta revelada por el Noticiero CM&, y que le da diez puntos de ventaja a Jorge Hernan Mesa sobre Carlos Marin da luces del sentimiento Manizaleño que no quiere ser dividido entre buenos y malos. Esta dicotomía que tanto daño le ha hecho a la política nacional, no puede permear como lo pretende el candidato “Verde” en el ambiente de nuestra capital.

Si a estas alturas de la campaña el candidato que dice llamarse de opinión, opinión que por lo regular es la que mide las encuestas, dada la libertad con que siente el elector consultado al momento de manifestar su intención de voto, da como resultado una diferencia tan grande, nos encontramos ante una situación muy propicia para el candidato Jorge Hernan Mesa.

Pocas veces las encuestas logran medir el voto de estructura, el comportamiento de estos electores solo se resuelve en lo más íntimo de las campañas, y no nos llevemos a engaños, la estructura que ha logrado establecer el actual alcalde favorecerá sin lugar a dudas a Jorge Hernan Mesa.

No solo a partir de una gestión positiva desde lo administrativo, medida de manera objetiva por encuestas de favorabilidad o por ejercicios académicos como los de   “Manizales como vamos” dan cuenta de ello, sino por resultados electorales como los que evidenciamos en las pasadas elecciones para Congreso.

Esta estructura que no es posible medirla en encuestas como la elaborada por CM&, amplían mucho mas la ventaja expuesta por este noticiero.

La gestión a nivel nacional, no se logra a partir de denuncias sin fundamentos o infamias repetitivas, ni tampoco llamando a todo aquel que disienta de su línea política como corrupto solo por cumplir con el discurso preparado para la tarima, la gestión que requiere una ciudad como Manizales no permite un solo ápice de improvisación ni da tiempo de acomodarse a las realidades desconocidas para aquel que siempre necesita del histrionismo y de un tono de voz alto para ser escuchado.

Requiere Manizales un voz experimentada, hábil y conciliadora que, de cuenta en los escenarios más técnicos del país, de las realidades y nuevos retos que nuestra capital hoy tiene.  La gestión no se mide en los debates, aquel buen legislador no siempre es buen ejecutor, la gestión se mide con indicadores ácidos, con niveles de impacto social reconocidos, propios de aquel que ha superado las vicisitudes de liderar entidades publicas saliendo avante de las calumnias y falsas denuncias. Allí el candidato Mesa sin lugar a dudas aventaja por mucho al señor Marín.

Manizales requiere mantener un nivel de confianza inversionista e innovación bastante alto, seguir disminuyendo los niveles de desempleo que hoy tiene, e impulsar mega proyectos propios de la realidad global. Esto no se aprende de un día para otro, la garantía de una estructura que tenga capacidad de interlocución con el alto gobierno de manera técnica y política es fundamental, ya conoce el país los efectos de la improvisación, de llevar a aquellos discursos demagógicos y populistas a la ejecución de presupuestos medidos con lupa.

No estamos para que la alcaldía sirva como jardín infantil para enseñar técnica y comportamiento.

Lo más visto


Subir