Tinto Político

MESA OPINA

ESTABILIDAD JURÍDICA PARA CREAR Y CRECER

Por: Jorge Hernán Mesa Botero – Candidato a la Alcaldía de Manizales.

11 agosto 2019

Uno de los puntos de mayor incertidumbre en cualquier debate electoral se centra en las ideologías, tendencias, vocaciones y posturas que acompañan al nuevo gobernante cualquiera que sea su órbita.

Y no es para menos. De la mano de una elección personal se tejen diversos intereses que generalmente conllevan a la toma de decisiones que afectan o benefician a un número determinado de ciudadanos.

Sin embargo, sopesar ese equilibrio y ponderación a la hora de actuar en lo público/administrativo no resulta del todo tarea sencilla.

Cuando decidí presentar mi nombre como candidato a la Alcaldía de Manizales lo hice bajo la argumentación que me permite la experiencia en diversos cargos públicos y desde los cuales aplicamos con eficiencia y gestión comprobada, planes de acción que determinaron avances sustanciales para diversas comunidades de nuestra capital.

Siempre garanticé en cualquier marco de actuación la seguridad y estabilidad jurídica correspondiente al sector que lideraba.

No es asunto de poca importancia.

Hoy en día ante la evidente inestabilidad política que en ocasiones se deja cooptar por intereses personales, es altamente importante revisar detenidamente más allá de los planes de gobierno y razonar sobre lo que podría ocurrir en un escenario revanchista o de improvisación frente al actuar administrativo de quien obtenga la mayoría en las urnas y tome las riendas gerenciales del primer cargo público de la ciudad.

Nuestro eslogan “continúan las oportunidades” refleja en su génesis un compromiso indeclinable por el respeto a la institucionalidad, su estabilidad jurídica y por ende los procesos que de allí se desprenden en sectores tan prioritarios para el circulo de desarrollo económico como la construcción, el comercio, el medio ambiente y por supuesto la seguridad ciudadana.

La estabilidad jurídica le permite al empresario crear a mediano y largo plazo y avanzar en sus propósitos de expansión, consolidación y generación de empleo; objetivos que son a su vez el insumo para garantizar en el municipio un ciclo de rentas propias que vertiginosamente muestren crecimiento y colateralmente se reviertan en inversiones en mejor infraestructura vial, modernización de espacios educativos, mejores escenarios deportivos y más mobiliario urbano para los ciudadanos disfrutar incluso en cercanías a su metro cuadrado.

Continuar por un camino que desde hace varias décadas nos ha llevado a obtener altos indicadores de calidad de vida requiere una sumatoria de atributos basados en el conocimiento, la experiencia y la capacidad de respeto por el disenso como motor que lleva a la obtención de acuerdos colectivos.

De un “plumazo” se pueden echar para atrás años y años de consolidación de procesos.

El voto sereno, la elección ajustada a conocimiento de las “vocaciones” y “facultades administrativas” del futuro gobernante; son parte de la revisión que el ciudadano debería hacer antes de abordar el momento íntimo frente a la urna.

Convencido estoy que la estabilidad y seguridad jurídica reafirman la columna vertebral de una ciudad en evolución constante y de su mano se garantiza minimizar el riesgo y asumir con madurez la suerte de imprevistos que en el ejercicio de lo público también se registran.

Lo más visto


Subir