Opinion

“EL LADO OSCURO DE LA FELICIDAD ES QUE, CUANDO SE VA, LAS MEMORIAS TE AVASALLAN”.

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como Alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

08 agosto 2019

Siempre lo he repetido en este espacio que la dinámica hoy del registro de los hechos y de los acontecimientos sociales y de cualquier índole, son muy distintos a los vividos, creo yo, por allá en el año 2010.

Para muestra un botón. En estos días desempolvan una columna escrita por un joven de 22 años en la que analiza los motivos por los cuales el partido Liberal con su candidato Horacio Serpa perdió la presidencia en 1998 frente a Andrés Pastrana Arango. Si la columna del politólogo y analista Iván Duque Márquez hubiera sido publicada en estos días, que el desarrollo de las redes sociales ha avanzado demasiado, no estaría posesionado en la presidencia.

Para que no quedara duda de la raigambre del escrito lo titularon “los pecados de Álvaro Uribe” precisamente un año después de haber terminado el mandato de los gobernadores y Uribe lo fue en Antioquia en el período 1995-1997. Dentro de su análisis del columnista Duque trae semejante perla que Uribe era “el escudero de las convivir”. Independientemente de la carga de profundidad de semejante afirmación, no queremos pensar el revulsivo que fue para el expresidente Uribe dicha afirmación.

Siempre se ha considerado que en la vida hay personas con una estrella bien ponderada y bienhechora que los guía a buen puerto. Si dicha columna hubiera tenido la mitad de la divulgación que se le ha hecho ahora, otro personaje, con toda seguridad, estaría habitando la casa de Nariño.

No queremos estar en el pellejo del Presidente Duque por dicha publicación, pero tranquilicémonos que ya vendrá cualquier disculpa y el tema debe quedar superado, porque ya el que escribió la fatal columna, no lo pueden retirar del sitial en que se encuentra.

Recordando el pasado aquí en nuestro departamento se encuentran a líderes comarcanos hoy dirigiendo varias campañas políticas y apoyando a personajes que hace unos años fueron la causa de muchas desgracias y males para los caldenses o para una parte de ellos. Pero es grato ver como al pasar el tiempo, el hoy candidato se purificó y encarna los mejores valores para llegar a un cargo de representación popular.

A esas personas que hoy les atormenta un escrito o unas afirmaciones hechas en el calor de una discordia contra otra, quiero recordarles un escrito que apareció en las redes sociales y que nos viene como anillo al dedo: “Nunca habrá un borrador para corregir el pasado; pero siempre habrá un lápiz para escribir el futuro”.

A mi modo de ver para el que comete una falta, siempre existe la posibilidad de enmendar; lástima que estos hechos en política le resten credibilidad al que las dice.

Lo más visto


Subir