Opinion

¡Lizcano sea responsable!  

NOTA: Las opiniones de nuestros columnistas no comprometen la línea ideología del Portal Tintiando.com.

Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

15 junio 2019

Por supuesto no me refiero al Representante Oscar Tulio, el cual es un señor a Carta Cabal, nuevamente me refiero al Doctor Mauricio Lizcano (https://www.tintiando.com/2019/05/04/ex-senador-lizcano/).

Hoy la estrategia del ex senador Lizcano no solo es mentirosa y fraudulenta, sino que es irrespetuosa para con sus electores. No son pocos los ejemplos que me llevan a concluir lo anterior.

La campaña a la gobernación del señor Luis Carlos Velásquez arrancó motores bajo el paraguas de un comité promotor inscrito en la registraduría, el cual pretende recoger alrededor de cien mil firmas que avalen su aspiración, sin embargo lejos está este movimiento de ser una expresión ciudadana distante de la clase política tradicional, es un estructura que lleva el sello inocultable del exsenador, y sobre la cual no existe ningún otro movimiento o partido que haya adherido a ella, es enteramente lizcanista. (https://lasillavacia.com/silla-paisa/lizcano-va-firmas-y-funcionario-bordo-71501).

Es propio de políticos vergonzantes el no llamar a las cosas por su nombre, para ello y bajo el argumento de que las personas están cansadas de los políticos, pretenden mimetizar cualquier asomo que los identifique como producto de la política tradicional y tratan de lavarse la cara con unas ingenuas firmas abusando del poco ilustrado elector.

¿Porque el miedo a que su candidato tenga el aval del Partido de la U? ¿Es que para esta elección este aval les pesa o les da vergüenza?

En donde no hay vergüenza por el aval de la U es en el municipio de Manzanares. Allí un alcalde en ejercicio avalado por este partido, Enrique Botero, ha hecho una excelente gestión incluso para sus contradictores, esta situación le da un valor agregado a este aval.

Esto lo sabe muy bien el señor Lizcano, quien aun conociendo la resolución número 012 de febrero de 2019 emitida por el Partido de la U, en la que se aclara quienes están autorizados a otorga avales en los municipios, insiste en mentirle a su única concejal y a sus electores en ese municipio, afirmando que es él quien está autorizado para otorgar dicho aval, nada más distante de la realidad.

Su orgullo lo ha llevado a darle la espalda a uno de sus mas importantes aliados en el Magdalena Caldense, el Candidato a la alcaldía de La Dorada, César Alzate, trata afanosamente de buscar un nuevo candidato con tal de no apoyar a quien fungió como uno de sus escuderos más leales, “Así paga el Diablo a quien bien lo sirve”.

Por último y lo que me motiva a escribir esta columna es su comportamiento en el municipio de Samaná. La Tribuna del oriente es cuna de importantes líderes políticos en el departamento, su vocación de poder es indiscutible. Solo por mencionar los años recientes; en las elecciones al congreso de 2010 dos de los cinco representantes elegidos en el departamento eran Samaneños (Hernán Penagos y Jorge Hernán Mesa), en el periodo del Congreso entre 2014 y 2018 uno de sus hijos ilustres, Hernán Penagos, alcanzó la presidencia de la Cámara de Representantes, y nuevamente para las elecciones al congreso de 2018 dos de los cinco Representantes a la cámara por Caldas son Samaneños (Erwin Arias y Félix Chica). Uno de los candidatos más fuertes, sino el más fuerte para la alcaldía de Manizales, es de Samaná, como también uno de los candidatos con mayor crecimiento para la Gobernación, Fabio Arias.

Lo anterior solo por mencionar la esfera política, pues ejemplos sociales como Yeisully Tapias mujer Cafam 2016, o académicos como el profesor Bernardo Rivera quien fuera director ejecutivo de La Asociación Colombiana de Universidades (Ascun) dan muestra de nuestro talante.

Sin embargo, y desconociendo los liderazgos que aun al interior de su movimiento tienen nuestros paisanos, Lizcano pretende imponer un candidato foráneo en nuestro municipio.

No tengo nada personal en contra del candidato que hasta el momento impulsa el exsenador. Pero si me entristece que una fuerza tan importante en el municipio, que inclusive en la última elección de Mauricio le brindo la votación más alta después de Manizales, haya pasado por alto liderazgos locales al interior de su movimiento, como los del joven Cristian Parra, el exalcalde Wilder Escobar, o el mismo Andrés Calderón quien fuera su candidato en las pasadas elecciones, y a quien Lizcano culpó por su derrota, olvidando la fantástica campaña de la hoy alcaldesa Gloria Ortiz. No tengo dudas de que de ser hoy su candidato este hubiera tenido las mayores probabilidades de ganar.

Irresponsable es poner a un joven de candidato que ni siquiera creció en el pueblo, que solo conoce la historia terrible de sus campesinos asediados por la violencia, por lo que hasta ahora empieza a escuchar en las visitas a veredas que nunca imagino conocer.

Bogotá, junio 14 de 2019.

Lo más visto


Subir