Opinion

“SI TIENES PRISA NO HABRÁ SERVICIO DE TAXIS”.

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como Alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

13 junio 2019

El país volvió y se revolcó el fin de la semana anterior y todo por culpa de la Corte Constitucional que declaró inexequible unos artículos del código de Policía y fue el caballo de troya que todos los integrantes del centro democrático, aupados por el jefe, salieron a rasgarse las vestiduras porque nuestros niños en los parques les tocaría convivir con los alcohólicos y drogadictos. De este coro lamentablemente tampoco se escapó el señor Presidente de la República. Como sería el grito en el cielo de todos, que inmediatamente invitaron a los colombianos a una marcha para protestar por el fallo de la corte constitucional y creo yo, para ir aceitando la maquinaria para las próximas elecciones. Pero la asistencia de personas fue lánguida en donde se realizó.

Como una cosa son los fallos judiciales y otra muy diferente la que nos cuentan en los noticieros, le voy a ceder la palabra al profesor Guillermo Rivera, estudioso mesurado, nombrado por Aura Lucía Mera en su columna semanal y que nos dice:

“Lo que la Corte dijo es que no había lugar en la Constitución a restricciones genéricas de la libertad, pero sí a restricciones específicas sujetas al juicio de la razonabilidad y proporcionalidad”.

“Entre otras cosas porque la providencia dejó vigentes en el artículo 33 las expresiones ‘sustancias prohibidas, no autorizadas para su consumo’, y en el 140 las expresiones ‘consumir sustancias prohibidas en estadios, coliseos, centros deportivos, parques, hospitales, centros de salud y, en general, en el espacio público, excepto en las actividades autorizadas por la autoridad competente’”.

Como lo vemos claramente la corte en su fallo hace una distinción muy clara que, en los parques, estadios, coliseos, centros deportivos no está autorizado dicha juerga de alcohol y drogas.

Pero para que todo sonara tan dramático pusieron el grito en el cielo. Aquí cabe una pregunta: ¿Leyeron la sentencia? O si la leyeron a propósito ignoraron lo dicho allí para poder invitar a la gente a que se pronunciara y así contribuir lentamente a sus propósitos de una reforma judicial, especialmente a las cortes, a través de una asamblea constituyente?.

El Presidente Duque al ejercer su mandato da la impresión de no ser él. Que recibe órdenes superiores, que toda intervención estuviera libreteada por alguien más. Ese candidato bonachón, que nos prometió no espejo retrovisor con el gobierno anterior, que tuvo la audacia de invitar a palacio a Timochenko, nos hizo llenar de ilusiones que realmente el que gobernaría era él, pero hasta ahora llevamos una decepción grande.

El gran acuerdo nacional quedó en veremos. Nos lo prometió como un hecho para generar confianza y enrutar los proyectos presidenciales con el apoyo de los partidos y se desinfló, al parecer, porque los proyectos que le propuso a varios dirigentes políticos era revocar varios puntos de los acuerdos de la Habana a lo que le respondieron que no. Como se desperdician las inteligencias. No se nos olvide que los acuerdos de paz firmados en la Habana quedaron dentro de nuestra constitución y son inmodificables por ahora.

Esperamos que todos los que han causado estos males al país reflexionen. Recordemos lo dicho en la novena del Niño Dios: “la prudencia que hace verdaderos sabios”.

Lo más visto


Subir