Opinion

“LA PLUMA ES LA LENGUA DE LA MUERTE” El Quijote

Por: Oscar González Hernández. Se desempeñó como Alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

06 junio 2019

Cada día que pasa nos vamos acercando más al primer año del gobierno del Presidente Duque y como hemos vivido ha tenido muchos sobresaltos y dificultades, pero muchas de ellas han sido propiciadas por sus mismos amigos y dirigentes. Dentro de esta remembranza de realizaciones vemos que en el tema de la paz está un poco colgado y esto tiene muchas explicaciones. La primera es que, dentro del partido de gobierno, Centro Democrático, hay dos tendencias claramente delimitadas con respecto al tema de la paz. Una capitaneada por Fernando Londoño, José Obdulio Gaviria y Paloma Valencia en donde a cada instante le dicen al presidente que vuelva trizas los acuerdos de La Habana porque lo que allí se pactó fue allanarle el camino a las farc para llegar al poder y de contera proteger a todos los narcos de este país con la condición de no tener extradición. Otra ala de dicha organización política por su parte le pide moderación en la aplicación de los acuerdos, pero con medida. Para esto le aconsejan al presidente que no disponga de las partidas presupuestales para poner en funcionamiento los proyectos productivos, que mire de soslayo el tema de los líderes sociales y que en últimas que diga si, pero no, cuando es requerido en las distintas instancias internacionales como la ONU y los gobiernos extranjeros en la aplicación de los acuerdos. Además, no podemos perder de vista que dicho pacto quedó inscrito en nuestra Constitución Nacional y es de obligatorio cumplimiento.

En los últimos días hemos vivido unas noticias aterradoras que nos han transportado a épocas que creíamos superadas. Sobre la vía Pereira Quibdó dos vehículos de la Empresa Arauca fueron quemados, un ganadero de Norte de Santander fue secuestrado, cada día se presentan ataques variados a los miembros de la fuerza pública y así poco a poco, se ha ido enrareciendo el tema. No puedo afirmar que estos hechos se hayan presentado por culpa del gobierno y sus tropiezos con la implementación de los acuerdos, pero lo que si se, es que estos hechos hacía mucho tiempo no se presentaban.

En estos días le revivieron un twitter al señor presidente cuando ejercía de Senador y la razón fundamental para esto fue que allí se oponía en forma vehemente a la venta por parte del gobierno Santos de Isagen. Esto lo trajeron para resaltar dos hechos. Primero la forma obsesiva como sus funcionarios ponen el retrovisor de cualquier información sobre el gobierno anterior; y la segunda es que hace unos años atrás la venta de Isagen era mala, cuando era senador, y ahora si es buena cuando está en la presidencia del país.

El señor Presidente Duque al posesionarse nos mandó un mensaje de optimismo y muchos lo creímos, nos dijo: “…pensar en el futuro; construir sobre lo que nos une, no quedarnos en el torbellino de lo que nos divide”.

Lástima que estos buenos deseos no hayan sido aplicados ni por el presidente, ni por sus subalternos. Se entiende que el presidente no sea amigo de lo pactado en la paz, pero hay que recordarle un dicho, antifeminista, de nuestros antepasados: “el que no tiene más, con la mujer se acuesta”. Esto para significarle que el mejor consejo es que ya no pudo hacer trizas el acuerdo de paz, lo mejor es que lo impulse y tendrá el reconocimiento del pueblo colombiano.

Lo más visto


Subir