Tinto Político

POLÍTICOS VERGONZANTES

Por: El Tábano.

15 mayo 2019

Álvaro Uribe y Mauricio Lizcano son dos reconocidos líderes políticos con amplia trayectoria en estas lides. Son producto de la política, nacieron en la política y antes que los cantos de cuna, escucharon arengas políticas.

La política les ha brindado grandes satisfacciones y han obtenido resonantes triunfos. Por ella han ocupado cargos de gran responsabilidad y dirigen sus propias organizaciones políticas. Su vida gira en torno a esta actividad y gran parte de lo que son se lo deben.

Ahora, estos ilustres políticos de profesión se avergüenzan de los políticos, y no quieren que sus respectivos partidos, grupos o movimientos en el departamento de Caldas tengan candidatos para la gobernación de extracción o procedencia política.

Quienes hayan sido concejales, diputados o congresistas no clasifican porque, según ellos, la opinión pública no votará por candidatos políticos para este cargo.

Quieren ser representados por jóvenes tecnócratas, de buena figura física, con maestrías preferiblemente en el exterior, que dominen varios idiomas y jamás hayan sido políticos. Tienen que venir del sector privado, preferiblemente abstemios y si van a misa y rezan el rosario todos los días, mucho mejor.

Es el perfil que buscaron para seleccionar sus candidatos a la gobernación de Caldas. Una vez los encontraron, han salido a decir que cada uno de ellos aspiró por iniciativa propia y sin obedecer a sus directrices políticas.

Tanto Uribe como Lizcano pretenden que estos candidatos no sean relacionados con ellos. Piensan, ingenuamente, que los pueden camuflar y, sobre todo, hacerlos aparecer como independientes.

Están convencidos que sus movimientos políticos fueron pasados por aguas bautismales para purificarse y ahora son puros, apartados de los vicios políticos.

Cuentos, puros cuentos, Camilo Gaviria y Luis Carlos Velásquez son producto de la política y representan a Uribe y a Lizcano. Debido a ello, ninguno de los dos tendrá el voto de los grupos independientes o de opinión en Manizales y el departamento, por más coqueteos que reciban y que sus jefes nieguen la subordinación hacia ellos.

Lo más visto


Subir