Opinion

Navarro Presidente

Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

13 abril 2019

Esta semana una de los rumores políticos que mayor suspicacia género fue aquel mencionado por Noticias RCN en donde se afirmaba que familiares de Iván Duque, German Vargas e inclusive Juan Manuel Santos estaban preparando la solicitud a España para obtener la nacionalidad del país ibérico por temor ante una posible llegada de Gustavo Petro a la Presidencia de la Republica en el año 2022.

Muy difícilmente el Presidente Iván Duque y su partido tendrán probabilidades de ganar las próximas elecciones presidenciales, a pesar de que apenas está por completarse el primer año de Gobierno, vemos un reagrupamiento de las fuerzas políticas en el país, cada vez están más alineados los congresistas Liberales, de la U y Cambio Radical frente a la decisión de no acompañar al Presidente Duque en muchas de sus iniciativas legislativas e inclusive de Políticas Públicas.

El Presidente no solo está desconectado del congreso, si no de su partido, al interior del Centro Democrático piden urgentemente un cambio en los puestos de alto nivel del gobierno y con esto poder oxigenar el partido, no en vano el Exministro Fernando Londoño, o los congresistas José Obdulio Gaviria y Edward Rodríguez han criticado airadamente el comportamiento de varios jefes del gabinete, hasta el mismo expresidente Álvaro Uribe ha cuestionado manejos que desde la Presidencia se han dado a diferentes temas, el más reciente, los acuerdos con la Minga del Cauca.

No entiende el Presidente Duque que los diferentes golpes legislativos en el congreso le restan credibilidad y gobernabilidad, en el legislativo los votos se aseguran antes de los debates, no al calor de ellos. Sumado a lo anterior las últimas encuestas que fueron presentadas esta semana sobre percepción y favorabilidad de la imagen del presidente Duque no le son nada positivas.

Todo lo anterior favorece a la oposición y sus candidatos, Colombia no está distante de tener por primera vez en su historia un presidente de Centro Izquierda, los resultados de las pasadas elecciones presidenciales pueden ser un indicador al respecto.

En la última elección del ex presidente Uribe este obtuvo 7.397.157 votos mientras que Carlos Gaviria un candidato de ideas claramente progresistas y de izquierda lo siguió con 2.613.157, una diferencia de 4.784.000 votos.

En la primera elección de Santos apoyada por todo el establecimiento y claramente la derecha del país, este obtuvo en la segunda vuelta 9.028.943 mientras que Antanas Mockus logro sacar 3.587.975, una diferencia de 5.440.968 y aunque a pesar que la diferencia fue mayor, en esta oportunidad la centro izquierda logro pasar a segunda vuelta, evento que no ocurrió en la última elección del expresidente Uribe quien fue elegido como presidente en primera vuelta.

En las pasadas elecciones el Presidente Duque obtuvo 10.373.080 votos, contra los 8.034.189 votos de Petro en segunda vuelta, un margen a todas luces mucho menor.

No es posible mencionar el antecedente de la última elección de Santos como un indicador del incremento de los votos de centro izquierda en el país, dado que esta fue ideológicamente atípica pues el ex presidente no solo contaba con el respaldo del establecimiento, sino de la izquierda, algo que podría volver a ocurrir en el 2022, cuando todos se unan una vez más contra la derecha colombiana encabezada por el Centro Democrático, los movimientos cristianos y parte del Partido Conservador.

Sin embargo, las futuras circunstancias tal y como se vislumbran no le serán favorables al hoy Senador Gustavo Petro, quien aún, siendo el precandidato más fuerte de la izquierda, carga sobre él las abrumantes y radicales posiciones que tanto preocupan a quienes hoy están planificando su huida, y que alarman a miles de votantes de centro, los mismos que prefirieron abstenerse de votar en segunda vuelta contra Duque o que votaron en blanco.

Allí podría posicionarse Sergio Fajardo, quien evidentemente está en campaña y ha manifestado su interés por nuevamente aspirar al solio de Bolívar, sin embargo, su pasividad, su temperamento y su falta de compromiso con las ideas y proyectos de aquellos que lo apoyaron en la primera vuelta lo distancia cada vez mas de ellos.

Vargas Lleras quien está perfilándose nuevamente como candidato no tendrá nada fácil desdibujar su imagen de gruñón y altanero, y mucho menos la de miembro de la clase política tradicional de Colombia.

Allí aparece una figura como el ex senador, ex alcalde, ex Gobernador, ex ministro y Constituyente del 91 Antonio Navarro. Sin lugar a dudas uno de los prerrequisitos para los próximos candidatos a la presidencia deberá ser la experiencia, no se querrá repetir el yerro de elegir un “Joven Innovador” sin experiencia como presidente de Colombia.

Navarro cuenta no solo con el respaldo de un partido en crecimiento como el Verde y los grupos alternativos, sino que no genera aversión y rechazo en muchos de los políticos tradicionales, desde Álvaro Uribe quien ha manifestado públicamente desde su twitter y el de su hijo Tomas su respeto por él, hasta los más radicales de la izquierda.

Una figura como la de Navarro que no es mirada con recelo por muchos políticos tradicionales en el país, permitiría la conjunción de varias estructuras políticas disimiles como el Partido Liberal, Cambio Radical, La U respecto de los alternativos y el partido Verde quien está próximo a tener alcaldesa de Bogotá, y será definitiva a la hora de elegir Presidente.

Pero como faltan aún casi tres años para elegir presidente, sigamos descifrando la coyuntura actual, ¿Cuál será el Senador del que habla el doctor Luis Guillermo Giraldo Hurtado que compra votos y que además promueve el microtráfico en ?.

Lo más visto


Subir