Opinion

COALICIONES CONTRA LA DEMOCRACIA – NUESTRO SISTEMA PENITENCIARIO

Por: José Luis Zuluaga Soto – Periodista – XX Premio Nacional de Periodismo Ciudad de Manizales –Orlando Sierra Hernández – Vida y Obra de un periodista.

04 marzo 2019

COALICIONES CONTRA LA DEMOCRACIA.

En este país los políticos se volvieron muy astutos para tomarse el poder o permanecer en él.

Ya hace carrera las llamadas coaliciones de grupos o partidos.

Una sencilla forma de sacar de la contienda a los movimientos minoritarios.

Las coaliciones son un camino muy sencillo para ganar unas elecciones.

Pero es un procedimiento muy poco democrático.

Los poderosos dejan sin posibilidades a los minoritarios.

En Caldas, por ejemplo, ya se habla de tres coaliciones con miras a pelearse la Gobernación y la Alcaldía de Manizales.

En una orilla están los del Centro Democrático, el Partido Liberal y un sector del Conservatismo.

En otra, los dirigentes de la U. con sus dos alas, penaguista y lizcanista, un sector del Partido Conservador, los de Luis Emilio Sierra, y aspiran a que esté Cambio Radical.

Y también aparecen trabajando los activistas de los llamados independientes y partidos no tradicionales.

La pregunta es simple.

Cómo harán para escoger el candidato de cada una de esas agrupaciones.

Todos sabemos que en política los egoísmos son el común denominador.

Los precandidatos empiezan a trabajar y se van notando las grietas.

Por eso no está nada claro lo que va a suceder en las próximas elecciones.

Ante tanta revoltura política el Consejo Nacional Electoral amplió el plazo para inscribirlas consultas interpartidistas.

Sin embargo, las cosas no se ven claras todavía porque cada movimiento quiere imponer su nominado.

De pronto en la llamada coalición Liberal – Centro Democrático tienen prácticamente definido que los amigos del senador Mario Castaño escogerán el candidato a la Alcaldía de Manizales y los uribistas el aspirante a la Gobernación de Caldas.

NUESTRO SISTEMA PENITENCIARIO

Definitivamente al gobierno se le olvidó la necesidad que tiene desde años atrás de modificar el sistema penitenciario.

El actual es horrorosamente malo.

No son sitios de recuperación del delincuente.

Todo lo contrario.

Tenemos escuelas del crimen donde llegan a aprender más de lo que ya saben.

Son lugares hechos para que las personas condenadas pierdan un tiempo precioso.

Pasan allí unas malucas vacaciones.

Se levantan bien temprano a desayunar, más tarde a almorzar, luego recibir la comida y finalmente a dormir.

Muy pocos van a aulas de clase. A talleres. A granjas.

Y lo que es peor, hay una gran hacinación.

Si tuviéramos una buena administración penitencia deberíamos, todos los años, tener un nuevo centro de reclusión, con todas las normas para recuperar al delincuente.

Pero sucede todo lo contrario.

Cada día hay más personas con medida de aseguramiento, pero no hay donde llevarlos.

Las llamadas URI, de la Fiscalía, viven repletas de detenidos en condiciones infrahumanas.

En ninguna parte hay cupo para tanto delincuente.

Pero lo más grave es la forma como el gobierno resuelve los problemas de falta de cárceles.

Saca leyes y beneficia a los delincuentes para que puedan dejar espacio en las penitenciarías.

Así vamos mal, pero muy mal.

En la calle debe estar la gente buena.

—————————————————————————-LA AVICOLA SURTIPOLLOS LE OFRECE ALIMENTOS CONCENTRADOS, DROGA, VETERINARIO PERMANENTE PARA SUS CONSULTAS, POLLAS Y POLLOS RECRIADOS. SERVICIO A DOMICIO. VISITEMOS EN LA CALLE 23 CON AVENIDA.

———————————————————————–

Lo más visto


Subir