Opinion

BUENO ES CULANTRO, PERO NO TANTO

EDITORIAL

03 marzo 2019

Llevamos ya varias semanas en las que el tema fundamental para el Gobierno Nacional es la crisis venezolana. Seguramente es muy grave la situación de muchos de los ciudadanos de ese país, sin embargo, no debemos olvidar que Colombia tiene su propia problemática que debe ser atendida con prontitud.

El pasado fin de semana el Presidente Duque y gran número de funcionarios de alto nivel de su gobierno, permanecieron varios días en Cúcuta atentos a los sucesos del fallido ingreso de ayuda humanitaria al vecino país. Tiempo precioso que debieron haber utilizado en visitar regiones de nuestra geografía que atraviesan difíciles situaciones y merecen la atención inmediata del Estado u ocuparse de otros asuntos fundamentales.

Por ejemplo, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística –DANE-, durante el mes de enero el desempleo en Colombia subió al 12,8 por ciento, esto significa que, en el país hay 3 millones 177 mil desempleados, o sea, 298 mil personas más ingresaron al estado de desempleo en el primer mes de 2019.

En contraste, la popularidad del Presidente Duque subió a costa de los insultos del dictador venezolano Maduro y de la guachafita internacional armada en la frontera.

No es un comentario xenofóbico, es una realidad. El puesto de trabajo que se le brinda a un venezolano significa el desempleo para un colombiano. Obviamente, muchos avivatos dueños de establecimientos públicos prefieren emplear a los emigrantes del país vecino porque le pagan mucho menos salario y se ahorran las prestaciones sociales. Está el caso de Cúcuta donde el desempleo es de más del 18 por ciento,

El envalentonamiento del Presidente Duque trajo como consecuencia el rompimiento de relaciones entre los dos países lo que perjudica enormemente a exportadores colombianos, entre ellos varios manizaleños, que tienen negocios con privados venezolanos. El tiempo dirá las consecuencias para nuestro país de esa ruptura.

El problema venezolano debe resolverlo los venezolanos al igual que en varias oportunidades lo han hecho nuestros otros vecinos, peruanos y ecuatorianos con gobiernos que se han extralimitado, y con la fuerza del pueblo los han cambiado.

Los colombianos ya nos estamos cansando con el tema venezolano y terminará siendo un bumerang para el Gobierno Nacional.

Pensilvania, marzo 03 de 2019.

Lo más visto


Subir