Opinion

LA RECTA FINAL

EDITORIAL

Empieza el año 2019 y con él la cuenta regresiva para la elección de gobernadores, alcaldes, concejales, diputados y miembros de las juntas administradoras locales, quienes regirán los destinos de sus entes territoriales hasta el 31 de diciembre de 2023. A los mandatarios que elegiremos en octubre les tocará las elecciones del próximo Congreso y Presidente de la República.

En el departamento de Caldas las circunstancias políticas de hoy son muy diferentes con respecto a las elecciones de octubre de 2015. Mauricio Lizcano y Hernán Penagos, quienes fueron los grandes electores en esa época (la mitad de las alcaldías del departamento entre los dos), ahora ya no son parlamentarios ni cuentan con el apoyo generoso en todo sentido del Gobierno Nacional. La jefatura del ex senador Luis Emilio Sierra Grajales prácticamente ha desaparecido y ahora otros gallos cantan en el gallinero. La casa Yepes por primera vez en los últimos 44 años no tiene representación en el Congreso, Asamblea Departamental y Alcaldías; y en las filas del Partido Centro Democrático reina el desconcierto porque el apoyo esperado del gobierno del Presidente Iván Duque no ha llegado ni llegará.

Cambio Radical por primera vez tiene Representante a la Cámara elegido en Caldas, sin embargo, son muchos sus problemas y divisiones internas. El Partido MIRA es una realidad política en nuestro departamento porque elección tras elección repiten e incrementan su votación; y los movimientos independientes gozan de simpatía como nunca antes y han avanzado electoralmente en forma vertiginosa; y los liberales se han recuperado de su crisis interna y se consolidan cada vez más. Los indígenas tienen dos alcaldías y aspiran a la tercera.

Ya no habrá un candidato de gran convocatoria y tanto voto de opinión como Guido Echeverri, y en términos generales, exceptuando a Jorge Hernán Mesa, no se vislumbran candidaturas fuertes para alcaldías o gobernación. El departamento político cambia permanentemente. Como dijo el ex presidente, Alfonso López Michelsen, en Colombia una semana política es muy larga.

Lo único cierto es que ningún partido solo será capaz de elegir gobernador o alcalde en cualquiera de los 27 municipios caldenses. Ello obligará a coaliciones y alianzas que inclinarán la balanza y para saber lo que significa realmente en materia electoral cada partido en Caldas, tendremos que mirar los resultados para la Asamblea departamental.

Nuevos actores, nuevas circunstancias, nuevas alianzas. Interesante panorama político el que se avecina.

Manizales, enero 13 de 2019.

Lo más visto


Subir