Opinion

POPULISMO CON LAS MUJERES

EDITORIAL

Dentro de la reforma política que se discute actualmente en el Congreso de la República, se contempla que las listas para Corporaciones Públicas a partir de 2019 deben ser cerradas y tener paridad de género; esto es, un hombre y una mujer, para garantizarle a éstas su acceso a curules.

La mujer en las últimas décadas ha venido escalonando posiciones en todos los campos de la vida nacional. Se han preparado académicamente y se dice que actualmente en las universidades hay más estudiantes femeninas que masculinos. En el campo laboral, están ocupando importantes posiciones de dirección y decisión en el sector privado, lo mismo que en las fuerzas armadas y la policía nacional.

Este breve recuento para decir que la mujer colombiana por su propio esfuerzo y dedicación, se ha abierto espacios sin necesidad de ayudas o consideraciones especiales. Por ello creemos que la propuesta de asignarles por Ley cupos en las Corporaciones Públicas, de cierta forma, es discriminatorio hacia ellas, y en forma disimulada les están diciendo que son incapaces de ganar estos espacios por sus medios o méritos.

Desde hace varias décadas la mujer participa libremente en el ejercicio democrático colombiano. En octubre de 2015, 133 mujeres fueron electas como alcaldesas a lo largo y ancho del país. Son cientos de concejalas, decenas de diputadas y congresistas; quienes llegaron a esas posiciones sin necesidad de asignación de sus cupos por Ley. La figura Vicepresidencial de la República está ocupada por una mujer y son varias quienes han aspirado a la Presidencia.

La mujer colombiana no necesita de ayudas de Ley para acceder a posiciones de elección popular. Con su tesón, capacidad, empeño, tenacidad, lo están consiguiendo y haciendo bien.

La iniciativa de las listas paritarias de género son invento de feministas populistas; y de ser aprobada, se corre el riesgo que más adelante otros segmentos de la población como los indígenas, los afro, entre otros, exijan ese mismo derecho.

Es una falta de respeto con nuestras mujeres, quienes son la mayoría poblacional en nuestro país, hacer populismo electorero utilizando su género. Ellas no necesitan muletas para caminar.

Manizales, 16 de diciembre de 2018.

Lo más visto


Subir