Opinion

PARTIDOS PARTIDOS

EDITORIAL

25 noviembre 2019

A menos de un año de elecciones para autoridades locales, el panorama para los candidatos a elección unipersonal no es muy alentador.

Todos los partidos están viviendo serias crisis internas que los tiene divididos en facciones, grupos y tendencias, cada uno con su jefe. En otras palabras, mucho cacique y poco indio.

Caldas no es la excepción. Todos los partidos tienen fisuras internas. No existen liderazgos sólidos que congreguen a su alrededor a toda la colectividad.

Aunque la dirigencia local está trabajando arduamente para unir las facciones del Lizcanismo y Penaguismo del Partido de La U, hay municipios donde esta tarea será imposible como es el caso de Samaná.

En el Partido Liberal el poderoso senador Mario Castaño también tiene voces discordantes dentro de su colectividad. La posición del diputado Oscar Alonso Vargas es prácticamente irreconciliable.

El Centro Democrático no es la excepción. Mientras doña Adriana Gutiérrez y el senador Carlos Felipe Mejía reman en un sentido, el representante a la cámara Luis Fernando Gómez y el diputado Antonio Corrales lo hacen en forma contraria.

El joven Partido Cambio Radical está dividido entre el bloque del representante a la cámara Erwin Arias y el diputado Héctor Giraldo, y el resto de amigos de Germán Vargas Lleras entre los cuales se puede incluir al gobernador Guido Echeverri.

Del Partido Conservado ni hablar. En el otrora glorioso, se cuentan por lo menos seis grupúsculos, división que los llevará a la hecatombe.

Los Independientes o Alternativos tampoco son la excepción. Las diferencias con la Alianza Verde son profundas y terminarán cada uno por su lado.

Y los indígenas que deberían marchar unidos, están divididos en dos vertientes: Los de Riosucio y los de Supía.

Los únicos que pueden hablar de unidad y disciplina son los integrantes del MIRA y eso porque son movimiento político-religioso.

A los valientes candidatos a la gobernación y para las distintas alcaldías, les tocará armar complicados rompecabezas para conformar coaliciones y alianzas que los acompañen electoralmente, lo que les significará gran desgaste económico y grandes compromisos futuros. Verán su independencia comprometida.

Pobre democracia !

Lo más visto


Subir