Opinion

APUNTES DE JOTAEFE

CRÍSIS CONSERVADORA EN CALDAS: OPORTUNIDAD PARA LA UNIDAD.

Por: José Fernando García Gómez – Profesor Universitario y Consultor en Administración Pública

20 agosto 2018

Luego de pasadas las elecciones al Congreso y a la Presidencia de la República, donde el Partido Conservador de Caldas logró elegir como único Representante a la Cámara, por esta jurisdicción, al Dr. Félix Alejandro Chica Correa y sumarle a la campaña de Duque Presidente un caudal importantísimo de votos como respaldo a Marta Lucía Ramírez Blanco, su fórmula a la Vicepresidencia, se pueden sacar varias conclusiones:

1. El triunfo de las bases conservadoras sobre la dirigencia y congresistas del partido, que le apostaron a Germán Vargas Lleras, excepción hecha del Dr. Omar Yepes Álzate, demuestra que el conservatismo sigue ahí, firme, y que cuando tiene motivación electoral, responde con respaldo en votos.

2. La elección del único congresista conservador, el Dr. Félix Chica, lo erige como el nuevo líder y jefe natural del Conservatismo en Caldas, y con ello lo obliga a impulsar, decididamente, la reunificación del partido, de sus cinco o más vertientes internas en que se encuentra hoy dividido sin cabezas visibles, pero con unos dirigentes de base y líderes de diferentes sectores sociales, económicos y académicos prestos a  contribuir a la soñada y esquiva unidad del Partido Conservador de Caldas.

3. La proximidad de las elecciones regionales de 2019 obliga al conservatismo a “correr” en la definición de las reglas internas de democratización para reconfigurar el Directorio Nacional y los Directorios departamentales y municipales, con mayor presencia de representantes de las bases conservadoras, sustituyendo la nefasta injerencia mayoritaria de los congresistas, la misma que ocasionó el mercantilismo de los ideales y doctrina del partido para intercambiar apoyos por mermelada oficial.

4. De la misma manera urge definir las reglas internas para seleccionar democráticamente a quienes han de integrar las listas a la Asamblea departamental y los Concejos municipales, y para seleccionar en democracia, en el marco de la propuesta del gobierno de reforma política, nuestros candidatos únicos a la Gobernación de Caldas y las Alcaldías municipales.

5. El Partido Conservador de Caldas, al igual que en todo el país, debe proscribir, de una vez por todas, los métodos de escogencia de selección “a dedo”, por “amiguismo” o como se menciona en círculos privados por “compra de curules o de candidaturas” para recuperar la confianza ciudadana en el partido y devolverle la credibilidad perdida, so pena de esperar un golpe electoral más y eventualmente seguir perdiendo presencia en el escenario político.

Como se deduce de lo expuesto, la crisis conservadora se convierte en una verdadera oportunidad de reunificación si quien tiene la vocería institucional del Partido en Caldas, asume su responsabilidad histórica e invita a un consenso entre todos sus líderes y dirigentes, sin exclusión alguna, alrededor de la doctrina y los ideales del partido, suprimiendo del lenguaje y el discurso conservador el “mesianismo” que bautizó las tendencias internas y naturales del partido con apellidos de sus ocasionales dirigentes, factor que ha obstaculizado el surgimiento de nuevos liderazgos y concentrado las decisiones en unos pocos, lo que ha evolucionado hacia la corrupción y el abandono de los conservadores de base, en quienes debe estar radicado el poder y la autoridad.

Usted tiene la palabra Dr. Chica, y quienes militamos y simpatizamos con los ideales conservadores estamos listos a su llamado conservador “sin apellidos”. Si lo ha de hacer que sea pronto porque el tiempo puede significar el mayor riesgo a nuestros objetivos de recuperar lo que en tan pocos años hemos perdido.

Lo más visto


Subir