Opinion

“SANDIA GRANDE NADIE SE LA COME SOLO”  Dicho popular.-

Por; José Oscar González Hernández – Expersonero de Manizales, exalcalde de Pensilvania, exdiputado de Caldas

20 junio 2018

El lunes pasado que amanecimos con nuevo presidente en nuestro país, madrugaron los columnistas a darle madera al electo. Ni siquiera se habían acallados los tambores de la victoria cuando casi todos se despacharon anunciándole un panorama nada alentador al nuevo presidente, sino que dejaron ver su ira y rabia porque no fue el beneficiado su patrocinado.

El doctor Kalmanoviz en su columna le augura un gris desempeño, porque aduce que el Presidente Duque tiene que comenzar a pagarle a todos aquellos grupos políticos y económicos que ayudaron a elegirlo. Igualmente le recuerda al presidente que necesita gobernabilidad y nos cuenta cómo se consigue la gobernabilidad en este país, a base de prebendas y de cupos indicativos para los parlamentarios. Esto que nos ha recordado el columnista es cierto, así se ha hecho la política en nuestra patria. Todos los gobernantes han utilizado el recurso del presupuesto a la orden de los parlamentarios. Nuestra clase política ha vivido pegada de la ubre del dinero oficial. Por eso es que en nuestra patria no existen verdaderos partidos políticos; lo que tenemos lastimosamente es un remedo de agrupaciones organizadas para sacarle partido a la gobernabilidad que necesite el presidente de turno. Como sería de bueno pensar siquiera en unos partidos en Colombia que tuviera carnetizados a sus adherentes como cualquier organización y además supervisados por el Consejo Nacional Electoral. Si esto existiera, el señor Alcalde de Aguadas no estaría enfrentando un proceso penal, por un documento sobre su renuncia a su partido.

Para mí, el columnista capitalino no le quiso dar respiro al electo. Si bien es cierto la política se ha manejado así, esperemos que el Presidente Duque cumpla su palabra y le recordamos que él nos dijo que no tenía ninguna clase de compromisos con los grupos políticos que llegaron a segunda vuelta.

El mismo lunes el columnista Lorenzo Madrigal comparó la figura del Presidente Duque con la foto del presidente Ospina Pérez en 1946, destacó su parecido físico, pero recordó que dicho gobierno se caracterizó por ser un gobierno de amores y de desamores, pero sobre todo recordó los odios generados por uno de los jefes del partido Laureano Gómez.

Esperamos que esas premoniciones no se cumplan y que por parte del señor presidente electo comience a desmarcarse de todos aquellos que serán un obstáculo para cumplir las promesas de campaña; tienen unos retos inmensos, fuera de la parte económica que nos afecta a todos, tiene la papa caliente, según su partido, de la paz. Timochenko como un demócrata lo felicitó y no ha respondido aún. Los que votamos por el SI del acuerdo de la Habana queremos saber cuál será la posición del nuevo presidente.

COLETILLA: Qué pesar de Pekerman, cuando nos clasificó al mundial para los comentaristas de radio era lo mejor. Ayer no pasó de ser un viejito pasado de moda con sus tácticas y conocimientos. Sólo nos queda esperar al Domingo para darles la razón o vivir con esperanza el resto del mundial.-

Lo más visto


Subir