Opinion

A PROPÓSITO DE UNA PÉRDIDA DE UNA INVESTIDURA

Una vez más, un miembro de nuestra clase política nos coloca ante la picota pública colocándonos en vergüenza nacional. .

14 junio 2018

El Honorable Magistrado del Consejo de Estado, Alberto Yepes Barreiro, dice que la pérdida de investidura de los congresistas, diputados y concejales no puede devenir de un juicio diferente al del reproche ético por la defraudación del principio de representación política, el cual solo ostentan por razón exclusiva y directa de la voluntad popular.

El pasado miércoles se conoció el fallo definitivo de la Sala Plena del Consejo de Estado que decreta la pérdida de investidura de la representante a la cámara por Caldas, Luz Adriana Moreno Marmolejo, por inasistencia a más de seis sesiones en las cuales se votaron proyectos de Ley.

La parlamentaria Moreno Marmolejo pasará a la historia política del país como el primer miembro de una corporación pública en recibir sanción ejemplarizante por inasistencia a sesiones, quedando inhabilitada por volver a presentarse como candidata por elección popular.

Ya era hora que los órganos de control del Estado colocaran en cintura a tanto servidor público que únicamente se hace elegir para cobrar mensualmente sus sueldos, disfrutar de seguridad social y acumular tiempo para pensión, sin cumplir con los deberes para los cuales fueron elegidos.

Casos como el de la ya, exparlamentaria Moreno Marmolejo, se repiten permanentemente en muchas corporaciones sin consecuencia alguna y lo que es peor, con el silencio cómplice de los ciudadanos.

Los funcionarios por elección popular son elegidos para que cumplan con sus deberes y de no hacerlo deben recibir la máxima sanción como en el caso de la ya´, exrepresentante a la cámara Luz Adriana Moreno Marmolejo.

Una vez más, un miembro de nuestra clase política nos coloca ante la picota pública del país colocándonos en vergüenza nacional.

Lo más visto


Subir