Opinion

“PARA DECIR MENTIRAS Y COMER PESCADO HAY QUE TENER MUCHO CUIDADO”

Por: José Oscar González Hernández – Exalcalde de Pensilvania, exdiputado a la asamblea de Caldas, expersonero de Manizales.

22 noviembre 2018

La novela del Fiscal General Néstor Humberto Martínez cada día se enreda más, a medida que van saliendo nuevos audios del Controller JORGE ENRIQUE PIZANO (JEP), que parece que había cogido como una práctica normal en su vida grabar a toda persona que se le acercara. Pero todo lo que tiene que ver con el caso Odebrecht, parece que se lo envió a varios periodistas del país, entre ellos a los de Noticias Uno y a el Espectador y a una señora de Caracol Radio y otra de Semana.

Cruel paradoja del destino. Hasta ahora Medicina Legal ha dicho que el señor Pizano murió de un ataque al corazón, no por causa del cianuro. Pero lo tétrico de esta novela es que su hijo al parecer tomó de una botella de agua a medio consumir que se encontraba en el despacho de su señor padre e inmediatamente lo hizo sentir mal y falleció.

Por notas periodísticas nos hemos enterado que el señor Pizano había manifestado en varias entrevistas que se suicidaba si lo mandaban para la cárcel. Parece que esa botella con cianuro la mantenía allí disponible para sus fines.

Lo anterior es un cuento de los hechos vividos por la familia Pizano Ponce de León. Pero de todo esto hay unos hechos que sindican al señor Martínez Neira de encubridor, y lo más grave de mal amigo, desleal y oportunista con alguien que lo consideraba amigo del alma.

Dentro de todo el material que se ha revelado nos encontramos con unos audios de 2015 en donde el señor en ese entonces Néstor Humberto Martínez dijo: “Soborno, lavado de activos, falsedad en documento privado, administración desleal, abuso de confianza, estafa, hurto agravado, peculado por apropiación”. Expresó lo anterior para referirse a los socios del grupo Aval que estaban cometiendo acciones en el contrato Ruta del Sol 2. Siendo abogado de Sarmiento Angulo y como su apoderado logró que la firma brasilera le devolviera unos dineros de los referidos por el Controller Pizano, sin importarle que esos dineros fueran del estado colombiano, sólo ayudó a su patrocinador jefe. Y ¿cuál fue la conducta del señor Martínez cuando fue Fiscal General frente a estos hechos? Guardó silencio.

Como lo vemos cada día que pasa aparecen nuevos datos y para la gran mayoría de nosotros la conducta del Fiscal frente a estos hechos son reprochables y debiera apartarse de la Fiscalía. Pero sabemos que esto en Colombia no pasa y ahora saldrán todos los congresistas amigos del gobierno a respaldarlo y chao. Después, todos saldrán a decir que están contra la corrupción.

CODA: Que hay en un nombre como decía Pangloss en el Espectador hace tiempos. El Fiscal Martínez no ha sido nada amigo de la JEP, justicia especial para la paz, y ahora parece que la JEP, Jorge Enrique Pizano, le está cavando su sepultura en la fiscalía.

PARA ESTAR BIEN INFORMADO CONSULTE NUESTRO PORTAL

Tintiando.com

Lo más visto

Subir