Opinion

‘Crucial martes electoral’

Por: Mario Arias Gómez

07 noviembre 2018

Luego del primer examen en las urnas, tras dos años de mandato del necio Trump, los demócratas le arrebataron -muy a su pesar- a los republicanos, el control de la Cámara, (“tremendo éxito” para Trump -dijo-), lo que implica un freno de mano, que no le permitirá al troglodita y tóxico mandatario, seguir haciendo lo que le venga en gana. Chiflado -hasta el delirio-, impredecible, incapaz, indecente y vulgar ‘comediante de peluquín’, brotado de las rancias canteras de la más arcaica, hirsuta, aislacionista extrema derecha, adornada con el taquillero eslogan, ‘Primero América’.

Fatigosa, fugaz y perecedera política, que nació muerta, a pesar del artificioso, egoísta e interesado beneplácito, brindado -en esta primera etapa- al frívolo, mediático y rico acosador de reinas, por las pudientes élites empresariales y financieras -sin alma ni corazón-, concentradas en Wall Street, las que en principio echaron pestes contra el inesperado e improvisado inquilino de la Casa Blanca. Semidioses a los que se les llena la boca, con fantasiosa retórica de libre comercio, que nunca han puesto en práctica, dedicadas en todos los gobiernos -rojos y azules- al cabildeo, en busca de acrecentar su riqueza, mediante la desregulación fiscal y la rebaja de impuestos, a costillas de ‘Juan Lanas’.

Resultado que no le va a permitir a Trump (uno de los gobernantes más impopulares y divisivos de la historia reciente), aprobar polémicos proyectos como el ‘muro de la vergüenza’; la liquidación de la reforma sanitaria de Obama, los que quedaron heridos de muerte, pese a que los republicanos mantendrían el control del Senado.  

Su apoyo proviene -quién lo creyera- de los más perjudicados por la altamente regresiva rebaja impositiva, que asimétricamente beneficia a la minoría pudiente, y castiga, a las despistadas clases medias y bajas, a las que pertenecen la mayoría de sus electores, incapaces de ver el lado oscuro del delirante, decadente e inescrupuloso ídolo de barro, erigido como tal, por expertos en crear falsas realidades, en manipular e inducir creencias que lo desfiguran todo.

Contrahechas, ficticias e imaginarias “verdades”, digeridas por obnubilados que lo asumen, como el calificado dirigente que nunca ha sido; la más conveniente y benéfica opción. Opinión estruendosamente derrotada por la gracia del Supremo. Nostálgicos, que no conciben el diario transcurrir, sin este falso “mesías”, sin conciencia de la real amenaza que representa, para el mundo civilizado, la paz, la democracia.

Vivo ejemplo de la rastrera condición a la que puede llegar el ser humano, soporte del atroz maltrato a opositores, igual que a los inmigrantes, tratados como criminales, ‘invasores’ carentes de sentido patrio. Bien se dice que “el vivo vive del bobo”. Incorregible bribón, megalómano enfermizo, payaso empedernido, al que “con sólo mirarlo se da uno cuenta que está loco”, como dijo Séneca de Calígula cuando nombró senador vitalicio a su caballo, ‘Incitatus’. 

Ambicioso, brutal, desalmado, desequilibrado y despiadado malandro, que nada tiene que envidiarle a los psicópatas y déspotas más violentos del pasado, capaces de ejecutar a sus familiares o cónyuges: Calígula, Atila, Nerón, Juan sin Tierra -“el Poseído”-, Iván el Terrible, Hitler, Stalin, Mao Tse-Tung, Pol Pot, Pinochet, Kim Jong Il, Franco, Idi Amín Dada, Saddam Hussein, Osama Bin Laden, Bokassa, Fidel Castro.

Congreso en que Demócratas y Republicanos se contrarrestarán recíprocamente, lo que beneficiará -de paso- al marrullero sátrapa, en razón al aparente bloqueo -en el papel- al sinnúmero de investigaciones pendientes, que lo obligará a mantener amarrada, férreamente, a su bancada, para atajar el proceso de destitución​ o residenciamiento (‘impeachment’), en mora de ser encarado, única manera de traer -interna como externamente- tranquilidad, frente a la constante intimidación que implica tener a un enajenado -de remate-, a un deslenguado, con la posibilidad de desatar un conflagración internacional, militar como económica.

La explosiva participación, revaluó el mito de la disminución de electores en las elecciones de mitaca. rojos y azules’ -colores asociados a Republicanos y Demócratas respectivamente- recelosamente se vigilarán uno a otros, lo que paralizará la legislatura, lo que para el país y el mundo, ya es una ganancia, frente al tramposo, que con la intervención rusa, le robó sin duda a Hillary la presidencia.

El objetivo del Presidente de conservar la supremacía del Congreso, quedó en veremos, y su reelección en entredicho. ‘No hay mal que dure cien años, ni país que lo resista’. Resultado (hora, 4:27 GMT) Senado: Republicanos 51 %, Demócratas 43 %.  Cámara: Republicanos193, sin asignar 23, Demócratas 219 

Bogotá, D. C. 07 de noviembre de 2018

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Lo más visto

Subir